miércoles, 29 de mayo de 2013

Rimas absurdas y recuerdos agridulces.

Oh no, oh no, oh no.
Y te rompen el corazoncito de papel.
Te lo queman, lo destrozan.
Y todo es por él.


Nadie te contó la verdadera historia.
Nadie te contó cómo no volverte escoria.
Si es que no nacemos enseñados
Todo de se aprende siendo dañados.


Te lo digo de verdad…
No pretendo serte dura.
Acepta la realidad;

crece y madura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario