domingo, 3 de marzo de 2013

W8.


Hoy, soy feliz. ADV

Ser feliz no es sinónimo de tener felicidad. Son conceptos muy distintos. Últimamente me encuentro mejor, alegre, sin razones para estar enfadada. Todo me distrae, todo me hace reír. Y es que a veces, no nos damos cuenta pero vamos a mejor. O al contrario, a veces ni nos damos cuenta de que vamos cayendo en picado, que hacemos algo mal pero al ser ya una costumbre no le damos importancia.

Eso me pasó a mí. Llegué a lo más hondo del vacío. Todo lo veía oscuro. Mis amigos eran retrasados y me hacían la vida imposible. Todo era patético. Los profesores me tenían manía y me suspendían sin razón. Pero lo que iba mal no eran los demás. Era yo. Iba de mal en peor. Mis amigos intentaban ayudarme y me intentaban comprender. Los profesores me veían diferente y no tenían otra opción que suspenderme. Pero yo no lo veía así. Los demás eran el problema. Los demás eran los que estaban cambiados. Me volví egocéntrica e insoportable. Ya nadie quería seguir a mi lado. Lloraba, lloraba casi cada día al volver del instituto y lanzar la mochila contra el suelo. Impotente, veía cómo ya nada tenía sentido en mi vida. Dejé de sonreír. De mirar a los ojos. De preocuparme por mi ropa o mi aspecto. Dejé de ser yo.

Recordar eso me hace ver que no debo ilusionarme con esta buena racha que tengo estas semanas. Todo podría empeorar de un momento a otro. Podría irme todo como antes. Pero… ¿sabéis quién tiene el control sobre eso? Yo. Y sólo yo podré evitar que eso suceda de nuevo.


No quiero acabar con una frase inspiradora, ni un consejo Art Attack, ni un guiño de repelente…, pero si tú, chico o chica, caracol o caracola, hombre o mujer, twittero o twittera, estás en una situación como la que me pasó… Quiero que sepas que siempre habrá alguien a tu lado, que aunque pienses que estás solo/a, no lo estás. Aunque te veas perdido, siempre puedes hablarme, aunque sea una tontería (Júlia solidaria generosa Gandhi), quizá pueda hacer algo, por pequeño que sea. Y si algún día llegas a pensar en acabar con tu vida, piensa en todo lo que te pierdes. Porque hay muchas, muchísimas cosas, que no podrás hacer cuando estés muerto criando malvas, entre ellas comer chocolate, tomar el sol, abrazar, besar, dibujar, cantar, y la más importante; no podrás leer mi súper-mega-ultra-guay Blog.

2 comentarios:

  1. És que no pot ser. Som iguals.



    Em va passar lo mateix fa un parell de setmanes.
    Encara no m'ho crec. Sento molt que ens haguem distanciat, i vaig pensar que fer-te enfadar seria la solució.
    T'estimo capulla.

    ResponderEliminar