sábado, 17 de noviembre de 2012

Survivor


Todos somos preciosos, el problema es que la sociedad no lo ve así.
Todos valemos la pena, el problema es que no nos valoramos suficiente.
Todos somos alguien, el problema es que no lo vemos.

Siempre hay un problema para cada cosa. Todo puede cambiar si nosotros queremos y nos esforzamos.

Pero hay veces que… yo paso de cambiar.
Al final te cansas de todo y decides seguir adelante con lo que tienes, porque volviendo atrás no solucionas nada. Prefieres ir por el camino fácil y derrumbarte. Prefieres no cambiar.


Prefieres sobrevivir a vivir.


Eso es triste, lo sé, pero hay veces que no hay otra forma. Hay veces que nuestra mente nos bloquea la parte positiva y preferimos no hacer nada para evitar el desastre. Hay veces que la gente no nota que estás mal y tampoco se percatan de tu existencia. Eso es duro, lo sé, lo he sufrido y muchas veces lo sigo sufriendo, pero eso no es excusa para quedarte de brazos cruzados.


¿Sabéis lo que se puede hacer, de brazos cruzados? Bailar a lo irlandés.
Tomaos la vida como un chiste. Eso decían.

Eso intento, joder, eso intento. Intento sonreír pero lo único que surge de mí son lágrimas de dolor. Intento reír pero el llanto no me lo permite.

Si sonrío, que sea de felicidad, de satisfacción, de placer, de amor, de alegría. Si sonrío, que sea una sonrisa de verdad. No quiero falsos sentimientos ni falsas esperanzas si lo único que consigo sacar son lágrimas.



A veces tengo la sensación que no me comprendo.


En realidad, nadie lo hace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario