domingo, 14 de octubre de 2012

Shut up

Día: 15 de septiembre.   Hora: seis – siete de la tarde.
Lugar: lejos. Humor: entre el aburrimiento y el enojo.


Ahora mismo no sé dónde coño estoy. Lo único que sé exactamente de mi localización actual es que me encuentro entre un pueblo lejos de Barcelona y cerca de Girona. En una casa que parece una puta mansión. ¿Habéis visto "Los Otros"? Esa INMENSA mansión, con habitaciones everywhere… Lo mismo aquí. Hay como 4 baños por piso, y hay 3 pisos. Estoy en el 2, en un comedor con una mesa que la llaman "presidencial". Supongo que es porque es larguísima, y hay mil sillas. Estoy sentada en la de al lado de la punta que da a la ventana enorme del final de la sala: hace un día con un sol agradable, son las 18:34 de un 15 de septiembre y ahora que he escrito el día me acabo de acordar de que hoy es la quedada en Madrid. En fin, estoy escuchando "Nellie the elephant" de Toy Dolls, y no sé por qué he cogido mi portátil. Bueno, os contaré qué hago aquí…

Es el aniversario de una excompañera de trabajo de mi madre, las dos dejaron el trabajo y ahora están celebrando que Sonia cumple 40. Hay como cincuenta personas, pero ya se van yendo. Entre ellos se encuentran el actor de doblaje que dobla a Logan Fell en The Vampire Diaries en català y creo que también en castellano, y a Matt Parkman o como se escriba de Heroes. Sí, son la misma persona. En fin, hay mil niños pululando por aquí, casi todos rubios y esnobs, y no me alegra demasiado el día verles. Todos los adultos o casi todos me conocen desde que llevo pañales, y ya sabéis: "¡Ohh! ¿Es Júlia? ¿La pequeña?" yo con cara de NO ME JODAS. "Qué mayor estás, ¡la última vez que te vi eras así! (Gesto con la mano señalando que medía algo imposible, como un dedo del suelo)". Y tal.

Yo, inocente de mí, creía que quizá encontraba wi-fi en un sitio alejado de la mano de Dios, pero no, no tengo ni una triste conexión disponible. Ni siquiera llega la radio. Qué triste. Bueno, pues eso, me he llevado el portátil por dos razones: 1. Conexión 2. Escribir. Pero como siempre, acabo escribiendo. "Beautiful" de Eminem está sonando ahora. Parezco una puta autista. Además, como las niñas no paran de cantar aquí al lado con el "SingStar" o algo así, tengo que ponerme la música muy alta. Demasiado. "I'm not looking for extra attention I just wanna be just like you"… "Marshall you're so funny man you should me a comedian God!".

Es aburrido. Estar aburrida es aburrido. El aburrimiento es aburrido, y para combatirlo, escribo. Ahora mismo escribo esto para dejar de estar aburrida, pero cuando acabe de contar la razón por la cual escribo, que es para eliminar el aburrimiento, ¿qué haré? Como ahora. Y ahora. "Jo mai mai" de Joan Dausà suena ahora. Es una canción preciosa, en català, sí, pero es muy bonita. Y tal.

¿Y ahora? ¿Qué carajo tengo que escribir para no aburrirme? Venga, me motivo y escribo una lista de cosas más divertidas que lo que estoy haciendo ahora:
~ Nadar dos horas seguidas sin parar.

~ Caerme haciendo un Coleman con longboard.
~ Escuchar una lección de latín.
~ Hablar con un sordo.
~ Perderme por la ciudad.

"B.E.E.R" de Toy Dolls. Mi hermana y su amiga sudamericana que ha hecho hoy están fisgoneando por la mansión. Yo ya lo he hecho por la mañana. Con ellas. ¿Tienen amnesia? Supongo que también se aburren. Todos se aburren. Algunos adultos caen encima los sofás de la sala por el cansancio que les provoca comer como cerdos y hablar como cotorras. Hay una piscina fuera. Hace frío, el sol se está yendo muy lentamente. Mi familia y yo molamos y no llevamos jerséis. Estoy con una camiseta de tirantes, shorts y descalza. Antes llevaba puesto el moño, pero tenía frío. QUÉ GUAY SOY EH. QUÉ IMPORTANTE ES TODO ESTO. En fin.


Ya casi no toco mi móvil. Siempre está ahí, sin batería y desconectado, y sólo lo enciendo de vez en cuando. Qué triste. Qué aburrido es no tener wi-fi. Qué aburrido es no poder cotillear en los twitters ajenos, o los perfiles de Facebook del amigo del amigo del amigo de tu puta madre. "Volveremos a soñar" de Txarango. Si mi aburrimiento se midiera en porcentaje, estaría rozando ya el 80%. Después de comer he jugado a Pokémon. POKÉMON. Para que veáis lo aburrida que estaba. Hasta he visto un trozo de una peli de Disney Channel con unas esnobs rubias hijas de las conocidas de mi madre que tienen siete años y me miran como si yo fuera una abuela. "Kevin's Cotton Wool Kids" de Toy Dolls. La voz de Olga, el guitarrista de este grupo, me parece... FLIPANTE. Sencillamente. No es la mejor del mundo, pero transmite. Locura, transmite locura exactamente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario