lunes, 22 de octubre de 2012

Far away

Ubi sunt?

¿Dónde están?
¿Dónde están esos momentos perfectos?
¿Dónde están esas personas inolvidables?
¿Dónde están los seres amados?
¿Dónde están esas sonrisas a media noche?
¿Dónde están esas mariposas en el estómago?
¿Dónde están las carcajadas con los amigos?
¿Dónde?

Lejos, lejos de aquí. Lejos de ti y de mí, lejos de nosotros, donde nadie les pueda encontrar. 

Muertos, muertas. Muertos para todos. Olvidados, idos. Lejos de nuestra memoria y nuestras mentes. 

Muertos. 
Muertas esas sonrisas que ahora se ahogan en un mar de agonía.
Muertos esos placeres de la vida que antaño disfrutábamos.
Muertos y olvidados, esos seres amados que nunca volveremos a reconocer.

Olvidados.
Olvidadas esas risas, esas miradas de complicidad, con seres que no vamos a volver a ver.
Olvidadas esas mariposas de enamoramiento repentino, olvidadas y muertas se encuentran en nuestra memoria.

Pero, ¿sabes qué? Quizá todo esto no esté tan muerto como creemos, quizá todos los recuerdos que creemos olvidados siguen ahí. 

Quizá, y sólo quizá, podamos volver a recordar cómo esbozar una sonrisa triste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario