domingo, 28 de octubre de 2012

Despierta


No sé por qué, no puedo soportar esto que siento.

Todo me sabe a poco. Las amistades, las risas, todo, es minúsculo e insignificante.

Me siento incompleta. Vacía. Triste. Sola. Deprimida. Nada me sale como yo quiero. Todo el mundo es perfecto y feliz menos yo. Mi vida está bien, pero yo no lo veo así.

Tengo ganas de matar a alguien. Me siento insignificante en un mundo lleno de gente genial. Todos saben qué quieren en su vida.

Todos menos yo.
Yo soy ese último grano de maíz que no se acabó de hacer en el microondas que nadie quiere.

Yo soy ese viejo rotulador medio gastado que nadie usa porque apenas pinta.

Estoy gastada.

Destrozada.

Seca.

Muerta.

Yo soy esas páginas en blanco del final de un libro. Están ahí, pero sobran para todo el mundo. No sirven para nadie, pero ahí siguen.
Soy mierda.

Inútil.

Sobro.

Molesto.

Yo soy la chica del fondo. Esa en segundo plano. La de detrás de alguien importante. En la sombra de los demás es donde vivo yo.
Soy invisible.

Nunca haré nada de provecho. Moriré sin ser nadie. Viviré una vida sin sentido. Moriré como he vivido, sin hacer nada.

Estúpida.

Creo que nunca seré lo que quiero ser. Nunca se cumplirán mis sueños. Ya que por eso son sueños. Porque dices "oh, sí me gustaría ser escritora" pero nunca lo eres. 

Porque TE GUSTARÍA. Si pudieras. Pero no puedes.


1 comentario:

  1. Sabes reflejar bien sentimientos de mucha gente, incluyendo los mios. Simplemente te digo que eres un ejemplo a seguir. Para mi ya eres alguien, en quien se puede confiar, que tiene valor para decir aquello que siente. No me has pasado desapercibida, y no lo harás :)

    ResponderEliminar