domingo, 2 de septiembre de 2012

De apariencias.



"Las apariencias engañan" "Nunca juzgues un libro por su portada"

Frases que de pequeños no entendíamos y ahora, al menos yo, puedo decir que sí sé su significado y he vivido situaciones en las que éstas tenían razón.
Quién nunca ha pensado… qué horroroso es, mira cuántos granos. Está más gordo que una foca, qué asco. ¡Viste fatal! ¡Seguro que le compra la ropa su madre! ¿Y cosas peores que estas? Nadie es tan buena gente como para no tener prejuicios en una persona la primera vez que la ve.

Yo no soy una excepción. Pero siempre me he considerado una persona muy poco superficial. Mi historial de amores platónicos, debo admitir, está lleno de tíos buenísimos dos o tres años mayores que yo que hacían bachillerato. Pero a la hora de la verdad, el físico no cuenta para nada.

¿Acaso unos duros abdominales sabrán aconsejarte cuando no sepas qué hacer? Nope. ¿Acaso una cara bonita y poco cerebro sabrán cómo sacarte de un apuro moral? Nope. ¿Acaso la ropa de marca y un cuerpazo sabrán cómo hacerte feliz? Quizá sí, depende xDD.

Conozco a decenas de personas superficiales. Me refiero a conocer de verdad, por eso digo decenas, porque puedes conocer en un día a una persona y creer que no es superficial para nada y luego te llevas una sorpresa. A esas personas las respeto, de verdad. No voy diciéndoles: ¡EH, HIJO DE PUTA SUPERFICIAL! ¿PORQUÉ NO QUIERES SALIR CON ELLA, EH? ¿LA ENCUENTRAS DEMASIADO GORDA? Porque quizá es ir en exceso. Admito que soy superficial algunas veces, por eso, cuando veo a un tío guapo pienso: ¡Uh! ¡Pivón! y cuando veo a uno feo pienso: Ay, ese era feo de cojones, pobre. Pero una cosa es pensar eso y otra decírselo a la cara. Gente que haya sufrido de ataques canis por como iba él/ella vestido por la calle un día normal podrá entenderme. Vamos a poner un ejemplo: (Basado en hechos reales míos & co.)

-         ¡JAJAJA! ¡ESE MORIRÁ VIRGEN! – Oyes chillar a unos canis, señalándote a ti.
-         ¡JAJAJA! ¡Ya ves tío, menudo friki!
Las palabras te hieren, pero prefieres seguir andando porque no quieres que te duelan más. Llegas a casa, te quitas la ropa con furia. ¿Por qué? Piensas. No he hecho nada malo, sólo muestro cómo soy. Te miras en el espejo. ¿Y ese grano en la nariz? Putísimo asco. ¿Y esos michelines? Parezco un buda. ¿Llevaba el pelo así de mal? Parezco una fregona. Empiezas a criticarte mentalmente, y la tristeza se apodera de ti. Nadie es perfecto, piensas. Pero lo mío es pasarse. Decides seguir una dieta que nunca empezarás. Decides ir al gimnasio cada día y ni te acercas. Hasta que tus amigos ven que estás mal y te recuerdan lo guapo/a que eres. Porque todo lo exterior son putas fachadas, porque lo que importa es lo que se esconde detrás de esa sonrisa imperfecta.

Todo el mundo necesita sentirse guapo/a alguna vez. Y no por eso nos convertimos en superficiales. ¿Quién no se habrá cruzado alguna vez con una persona muy gorda y ha pensado: "buah, está gorda"? Todos lo hemos hecho. Pero, en cambio, cuando nos vemos gordos nosotros, ¿acaso no nos gusta que nos digan que estamos geniales?
Sé que quizá la frase esté muy sudada, pero: la culpa la tiene la sociedad en la que vivimos. De pequeños nos enseñaron la diferencia entre GUAPO o FEO, ¿verdad? En lo que está bien y en lo que está mal. Ahora que lo recuerdo, también nos enseñaron a valorar a los demás, nos enseñaron lo que es el respeto. Vale, sí, muy bien, en la escuela los profesores eran unos hippies. ¿Pero ahora, qué? ¿Y los anuncios de la televisión? ¿Habéis visto alguna vez a una mujer obesa con piel grasienta anunciando una marca de perfumes? Nooope. ¿Habéis visto alguna vez a un hombre anciano, con calvicie y desdentado, anunciando maquinillas de afeitar y axe? Nooope. Porque nos enseñan a que sólo las personas guapas conseguirán cumplir sus sueños, porque nos enseñan a que sólo la belleza, el dinero y el exterior es la felicidad. Y, creedme, no es así.

Las personas que se han enamorado de verdad podrán entenderme. No te enamoras si sólo te fijas en la marca de sus bambas, o en el tamaño de su culo. Te enamoras cuando ves, que pese a los defectos, amas a esa persona. Te enamoras cuando te das cuenta de que da igual si tiene el pelo largo o corto, si tiene el culo gordo o pequeño, si usa una 85 o una 100.

Recetas de personas según sociedad vs. lo que pienso
~ Ojos grandes, color claro. Pelo largo. Piel morena. Sonrisa brillante. Cuerpazo + Poca personalidad. A ser posible, un poco guarrillo/a = perfección. SOCIEDAD.
~ COMO SEA COMO SEA COMO SEA. + Personalidad. Sentido del humor. Preciosidad interior = perfección. LO QUE PIENSO.
Espero no estar sola en esto de lo de las recetas de personas. Anyway, la vida es así. Todas las personas que conozcas te mirarán de arriba abajo con mirada investigadora, te analizarán centímetro a centímetro, y luego darán su veredicto.

Quizá te ves ahora como un jodido culo de feo/a, pero créeme, siempre habrá alguien que te haga ver que no, que has vivido engañado/a mucho tiempo y que, pese a todo, te quiere por cómo eres.

Porque a veces ves un libro genial y, cuando lo estás leyendo, es una estupenda mierda. Porque a veces es todo fachada.

"Juzga un libro por su portada, pero no se lo digas hasta que no te lo hayas leído del todo" @unicacomotodos.

Putas cursiladas a las 00:54 del 02/09/12. Por @unicacomotodos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario