lunes, 15 de septiembre de 2014

Se ha muerto el del Corte Inglés, así que no hay vuelta al cole en el Corte Inglés.


SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD


"¡Hola! Bienvenidos a segundo de bachillerato. Este curso va a ser muy entretenido, si os organizáis, seguro que os lo sacáis con nota y todo."


“Segundo de bachiller es una tocadura de cojones.” -A. Einstein.
“Suspendí el TR” –Bob Marley.
“Yo me metí a un ciclo medio.” –Kurt Cobain.

Cosas que cuentan de segundo:

- Si te organizas, puedes salir de fiesta y hacer tu vida.
- No es tan agobiante.
- Yo pasé de estudiar en segundo y aquí me ves, viviendo la vida al límite. Espera, ¿con qué querías tu BigMac?
- HUYE. CORRE TAN RÁPIDO COMO PUEDAS.
- Pasa muy rápido.
- No duele tanto.
- Me metí en la droga después de ver el temario de Historia de España.


¿Alguien ha entrado en un instituto siendo nuevo/a en segundo? Porque yo hasta ahora he visto poca gente que lo hiciese. Por este motivo creo que segundo es de los cursos más aburridos, no hay gente nueva, y la de siempre está exactamente igual: nadie ha dado el estirón, nadie ha tenido hijos, nadie se ha echado pareja, nadie ha muerto, nadie ha hecho NADA. TODOS SEGUIMOS IGUAL, SOLO QUE ALGUNOS MÁS MORENOS, Y ALGUNAS CON MECHAS CALIFORNIANAS QUE PARECEN HECHAS CON LEJÍA. SÍ, JODER, ESAS MECHAS NO SON MECHAS NI SON NÁ DE NÁ, PARECES UNA MOFETA, SEÑORA.


Los que no viváis en Catalunya no sabréis de lo que hablo al decir TR, o Treball de Recerca (Trabajo de Búsqueda, o de Investigación), y tenéis mucha, muchísima suerte. El Treball de Recerca consiste básicamente en hacer un trabajo sobre un tema en particular, el que quieras, y te ocupa todo un curso (primero de bachillerato). Si, por ejemplo, quieres hacerlo sobre las tortugas, no puedes hablar solamente de las tortugas, tienes que concretar un poco más, hacer del título de tu TR algo profesional, algo como LAS TORTUGAS: INVESTIGACIÓN SOBRE LA ODISEA SUBMARINA DE LOS OVÍPAROS MARINOS MÁS LONGEVOS. También tienes que parecer muy interesado, redactar como máximo 50 páginas, informarte mucho, hacer cosas increíbles que nunca te creerías capaz de hacer, como ir a la biblioteca a documentarte, a sitios donde algún profesional te ayude a seguir con el trabajo, vamos, cosas MARAVILLOSAS. Se empieza a finales de primero y se entrega a principios de segundo. No sé si habéis entendido mi situación. TIENES QUE PASARTE EL VERANO TRABAJANDO. SÍ, AUNQUE HAYAS APROBADO TODAS EN JUNIO, ENCIMA TIENES UN PUTO TRABAJO.


¿Sabéis lo mejor? El TR vale un 10% de la nota de todo bachillerato. Vamos, un punto del total. O sea, que si sacas un 6 de media, y un 10 en el TR, tienes un 7. Guay, ¿a que sí? ¿Pero sabéis qué pasa si no lo entregas a tiempo/lo suspendes? SUSPENDES TODO BACHILLERATO. CUENTA COMO UNA ASIGNATURA MÁS, PERO ES COMO UNA ASIGNATURA SÚPER PODEROSA. Sí, tranqui, es solo un punto. SÍ, PERO SUSPENDES EL PUTO TRABAJO Y SE TE VA A LA MIERDA EL BACHILLER. ¿¿¿SABÉIS LO ESTRESADA QUE ESTOY??? ¡¡DEBERÍA ESTARLO MUCHO MÁS!! JODER, QUE LO ENTREGO A FINALES DE ESTE MES. Y VOSOTROS, LOS DE FUERA, LOS DEL EXTERIOR, OS QUEJÁIS DE BACHILLERATO.


Nah, ahora en serio, yo creo que este curso va a ser algo que voy a recordar toda mi vida, para bien o para mal. Ah, y ya puede ser el verano de 2015 el mejor de mi puta vida, que si no, no sé por qué tanto esfuerzo.


SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD SELECTIVIDAD


P.D.: para los que no empezáis segundo, si no primero de bachillerato: tranquilos, respirad, no es para tanto, os lo digo yo, que me he pasado la mitad de primero durmiendo y la otra mitad dibujando. Eso sí, dicen algunos que mejor estudiar mucho y sacar buenas notas en primero para que así segundo no sea una caída tan dolorosa.

P.D. 2: si empiezas 4º de la ESO, mira, ni pienses en estar triste o estresado/a. De verdad, no hay nada de lo que preocuparse. Intenta sacar buenas notas, pero tampoco te mates, que la media de la ESO no se la mirará NADIE EN TU VIDA. Eso sí, no dejes ninguna para setiembre, que no vale la pena (yo lo hice, me dejé mates, sí, maravilloso).


P.D. 3: sí, sé que esto no es una carta, pero me hace ilusión creer que alguien va a leer todo esto. No he ido a la universidad todavía, pero dicen que es muy, muy guay. Si estás leyendo esto y vas a empezar la carrera, piensa que es lo que siempre has querido, o al menos lo que has querido este último año. Vas a hacer cosas muy bonitas que te harán muy feliz porque te llenarán y vas a aprender mucho. Y si estas cosas no te llenan, a otra cosa; no te estanques en algo que no te gusta.



HACÍA MUCHO QUE NO VENÍA POR AQUÍ Y TENÍA MUCHAS GANAS DE SOLTAR MI VIDA, VALE, ADIÓS.


miércoles, 22 de enero de 2014

Sí, he vuelto

Enero es un mes difícil. Va el primero, y tiene mucha presión encima; tiene que causar una buena primera impresión a los demás, caer bien, ser un buen mes. Es el número uno, el cabecilla del grupo, de él depende que sea o no un buen comienzo de año.

Me gusta enero. Es un mes frío. El aire que respiras es frío. Pero no de ese frío seco y arisco típico de diciembre, no. Es un frío húmedo. Cierras la boca y los ojos y respiras profundamente por la nariz (si el catarro te lo permite) y notas cómo te llenas de frío, un frío cómodo, un frío que se queda un ratito en tus pulmones y va desapareciendo poco a poco.

Andar por las calles de Barcelona envuelta en capas y capas de ropa y con los zapatos nuevos de Reyes, con la nariz fría y los ojos entrecerrados es algo que me gusta. Entrar en cualquier cafetería, pedir un Cola Cao caliente (y joder si está caliente, puedes destruir ahí el Anillo Único) y rodear la taza con las manos todavía entumecidas del frío es algo bonito, no sé, llamadme masoquista.

Comerte un bol entero de palomitas rodeada de mantas y viendo una peli es algo que hago todo el año, pero en enero todavía me gusta más. Andar bajo la lluvia buscando un sitio en el que protegerse de esas flechitas heladas repentinas es algo que hago casi cada día de este mes (aparte de quejarme y tener la cabeza en otra parte).

Hay tantas cosas bonitas que tiene enero... ¡la vuelta al cole! Ay, la vuelta al cole después de esas efímeras vacaciones llenas de cenas familiares hipócritas y deberes sin hacer; ay, la vuelta al cole después de días muertos en la cama, ay.

Lo mejor de enero y del invierno en general es tener las manos frías y poderlas calentar debajo de la camiseta de esa persona que más quieres…

Yo me meto las manos debajo del culo cuando estoy sentada y pongo cara de satisfacción.



viernes, 31 de mayo de 2013

Killer

Quería ser alguien para él.
Una chica diferente, alguien a quien recordase.
Indiferente, me trató como todas las demás.
Estaba bien, no me importaba.
Recordando, me doy cuenta de lo estúpida que fui.
Os prometo que intenté ser mejor sin cambiarme a mí misma.

Meses y meses estando por él y nunca supe qué sentíamos.
Olvidarnos; eso hemos conseguido.
Respirando uno frente al otro, nos empezamos a odiar.
Imposible; me decía. Todo es imposible, lo siento.
Restos de un corazón que antaño latía es lo único que conservo.


Rota. Inútil. Perdida.

miércoles, 29 de mayo de 2013

Rimas absurdas y recuerdos agridulces.

Oh no, oh no, oh no.
Y te rompen el corazoncito de papel.
Te lo queman, lo destrozan.
Y todo es por él.


Nadie te contó la verdadera historia.
Nadie te contó cómo no volverte escoria.
Si es que no nacemos enseñados
Todo de se aprende siendo dañados.


Te lo digo de verdad…
No pretendo serte dura.
Acepta la realidad;

crece y madura.



martes, 7 de mayo de 2013

HEARTLESS.

No, por favor, todavía no.
Quiero seguir intentándolo. Juro que lo haré.
No quiero parecer débil. Dadme una última oportunidad. No volveré a caer.
No quiero que todos me miren.
Estaba haciéndolo bien, puedo mejorar.

Pero no; caes. Caen.
Las lágrimas resbalan, redondas y saladas, hasta la comisura de tus labios.
Tus manos temblorosas abren la ventana de tu habitación. Da a la calle.
Te asomas.

¿Y si…?
Quizá podría dejar de sufrir.
Sólo te quieren cuando estás muerto.
Sería lo mejor. Sólo soy un estorbo.

Empiezas a levantar una pierna. Miras a la gente de la calle.

Imbéciles.

La otra pierna.
Tus manos sujetan el marco de la ventana.
Te sujetan.

Podría saltar ahora mismo.
Podría soltar un dedo…
Dos…
Tres…
Hasta resbalar.
Sería un bonito accidente.
Como mi existencia.

Se oye un ruido detrás de ti.

-¿Mamá?

Te giras, demasiado rápido.
Sin ser consciente de nada.
Tus manos pierden fuerza.

Oh.

Miras qué había provocado el ruido.
Tu móvil vibra, pero eso no lo ves.
Sólo visualizas un haz de luz blanca.

^La pantalla.

Estoy cayendo.
Las manos me han fallado.
Hijas de puta.
¿Me dejáis morir así?
¿Por un ruido?

-Oh.


lunes, 22 de abril de 2013

La dura jornada de una adolescente media.

7:10
Mi madre me grita, arrebatándome de mis dormidos brazos las cálidas mantas. Intento levantarme, pero caigo contra el colchón de nuevo. La luz me ilumina y me duele. Me cago en la puta.


7:15
Sigo durmiendo.


7:20
Me siento culpable conmigo misma y me levanto. Casi me abro la cabeza, pero parece que puedo andar.

7:30
Llego a la cocina. No sé cómo. Me derrumbo en la silla y me bebo la leche mientras sigo con los ojos cerrados.


7:40
Me planto frente el armario. ¿Qué tiempo hará hoy? ¿Ya es verano? ¿Seguimos en invierno? ¿Voy muy arreglada? ¿Parezco perroflauta? ¿Esto me lo he puesto esta semana ya? ¿Conjunta bien?


7:50
Empiezo a anudarme los zapatos.

7:55
Voy al baño a arreglarme la cara de orco que llevo. Con dos kilos de pote y un poco de barniz bastará. Me peino y me duermo.


9:01
¿Me llevo una sudadera por si hace frío?

8:05
Entro en el ascensor. Empiezo a desenredar los auriculares. Me cago en la puta.

8:07
Cruzo la carretera mirando qué canción puedo escuchar hoy. Una moto y tres coches casi me convierten en papilla.

8:10
Escucho alguna canción repetitiva que hace que me flipe por la calle y vaya casi corriendo.


8:12
Todo el mundo a mi alrededor parece muerto, en coma o un zombi.

8:15
¿Tenemos examen de algo hoy?

8:17
Cruzo la puerta del instituto. Me sorprendo al ver que no he muerto.


8:20
Abro la puerta de mi clase. Se oyen las cabezas de todos y cada uno de mis compañeros de clase girar a la vez hacia mí. Ja... ja... esto... ja.


8:21
Llegas tarde, Júlia. ¿Tienes justificante?

8:22
JAJA. No.


8:25
Me siento en mi sitio. Se me cae la cabeza.

Atiendo a clase. Creo.



Duermo un ratito.


17:00
Salgo del instituto.


17:20
Llego a casa.


17:30
Me pongo a comer todo lo que tengo en la nevera y en los armarios como una muerta de hambre.


18:00
Miro por la ventana.


19:30
Organizo un concierto en la ducha. El gel se emociona.

21:00
Ceno.

21:30
Me meto en Twitter y cotilleo su perfil en busca de alguna publicación comprometida.


23:00
Me meto en la cama. Cierro la luz. Contemplo el techo y descubro el significado de la vida.



00:00
Pienso en cada segundo de mi existencia y todas las cosas que he hecho mal.

0:10
¿Y si no…? ¿Y si…? ¿Qué pasaría si…? ¿Será gay?


2:30
Creo que ya tengo algo de sueño.


3:00
Me rindo.


martes, 16 de abril de 2013

Over and over.


La historia se repite.

El año pasado, por estas fechas, no paraba de llorar y de perder el tiempo escribiendo. Creo que este año no va a ser diferente.

Escribo sobre chicas normales que conocen mundos maravillosos, gente extraña, cosas sobrenaturales. Escribo sobre mundos perfectos. Escribo, incluso, sobre enfermas. Sobre enfermedades. Sobre problemas. Diría que escribo de todo un poco. Pero nunca nada se parece a la realidad. Es todo demasiado irreal e increíble. Y eso me hace infeliz.


Sentirme inútil es una de las peores sensaciones que puedo sentir. No puedo dejar de pensar en que quizá molesto, en que soy un estorbo, en que estaría mejor sola y alejada, como un virus contagioso en cuarentena.

Es un círculo vicioso. Subo a la báscula, y veo que no debería pesar tanto. Como, como mucho, para olvidarme de que nunca seré tan flaca como las demás chicas. Lloro porque nada va bien. Me miro en el espejo y sólo veo una chica con un cuerpo que no es el que quiere. Me dicen: ¡Has adelgazado! Subo a la báscula, y veo que no debería pesar tanto.

Estoy rota, y hace mucho que lo estoy. Lo disimulo, y creo que bastante bien: una chorrada o dos en medio de la conversación para hacer reír y ya está, arreglado. Sonreír cuando se fijan en que estoy en mi mundo y todo vuelve a la normalidad. Cuando me abrazan, cuando  alguno de vosotros me abraza, y luego os separáis, muere un poco de mí. Me gustaría estar siempre entre abrazos y palabras de ánimo, pero luego recuerdo que ni siquiera merezco eso, no es algo que vaya mucho con mi forma de ser con los demás.

Supongo que soy patética. Mis casi instantáneos cambios de humor indican que tengo un fuerte desequilibrio emocional. Joder, ¿por qué no puedo ser feliz sin razón y no pensar en nada más? ¿Es que mi cabeza tiene que irse cada puto segundo? ¿Tanto importan las cosas por las que lloro? ¿Acaso debería tener algo por lo que reír?

A veces siento que estoy viviendo una tragicomedia constante.